SISTEMAS HÍBRIDOS O MIXTOS:



Son sistemas que trabajan atados a la red o con varias fuentes de generación.  Ideales para hospitales, centros de datos y empresas en donde la estabilidad del suministro de energía es crítica.